Como hacer esquites, receta fácil

En México los encontramos en todas las esquinas, los esquites son una tradición y siempre son deliciosos, el mejor antojo 100% mexicano, hay varias formas de prepararlos pero esta receta es un clásico, así los podemos encontrar en el centro de mi preciosa Cuernavaca, lleno de puestos en los cuales siempre hay una fila para poder probarlos, cardocitos, calientitos.

Es muy fácil hacer esquites, pero mucho más fácil es comerlos. Ponles limón, mayonesa, queso, chile piquín o serrano, ¡ponles lo que más te guste! ¡Aprende esta receta y deleita a tus amigos y familiares!

Ingredientes:

  • 6 elotes
  • Hojas de epazote
  • Mantequilla
  • Sal
  • 1 cebolla pequeña

 

Preparación:

  1. Primero se le quitan los granos a los elotes con un cuchillo. De preferencia corta los granos de un solo tajo para evitar los hollejos. Es mejor si se hace en un recipiente hondo. Se enjuagan los granos de elote para quitar los pelitos del mismo.
  2. La cebolla se corta en cuadros pequeños, también las hojas de epazote, muy finamente.
  3. Se pone una cazuela en la lumbre con una cucharadita de aceite para sofreír la cebolla; una vez que esté sofrita agrega los granos de elote y también sofríelos hasta que cambien de color (se ponen amarillitos), y agrega un pedazo muy pequeño de mantequilla, sal (yo uso sal de mar) y el epazote.
  4. Agrega una taza y media de agua y espera a que hierva (tapa la cazuela y deja hervir cinco minutos. ¡Están listos para comerse!    

Como preparar fácil un delicioso flan napolitano

Ahora vamos a hacer un exquisito flan napolitano. Prueba esta receta muy mexicana, no, no es de Nápoles, pero sí es deliciosa y fácil de hacer.

Ingredientes

1 lata de leche condensada

100 gramos de queso crema

4 huevos

1 taza de leche

½ taza de azúcar

1 cucharadita de vainilla

Preparación:

    1. Vacío el azúcar en el molde donde prepararé el flan, pongo el recipiente en la lumbre y lo muevo con cuidado para que no se pegue el caramelo. El molde que yo utilizo tiene una tapadera y es especial para preparar el flan napolitano, pero si no lo tienen pueden utilizar un molde para pastel; el que utilizo es más práctico porque lo puedo estar moviendo. Ya que se derritió el azúcar trato de cubrir el fondo del molde con el caramelo. Apartamos y dejamos enfriar.
    2. En la licuadora, vacío la leche, la leche condensada, el queso y los huevos, agregamos también la vainilla y licuamos.
    3. El azúcar ya está fría y la mezcla la agregamos al mismo molde, si hace un ruidito no hay problema, hace crack, pero no pasa nada. Tapamos el molde, si utilizamos otro molde hacemos el mismo procedimiento y tapamos con papel aluminio.
    4. En una olla exprés pongo la parrilla para que haga de vaporera, le agrego agua, no mucha para que no tape el molde, debe ser poquita agua para que el flan no se salga y se cueza a tiempo. Tapo la olla y la pongo a fuego medio, le pongo la tapa a la olla exprés y cuando comience a chillar cuento 35 minutos y después de este tiempo apago el fuego. Dejo que enfríe, si movemos el tapón y sale vapor a presión debemos esperar.
    5. Cuando ya esté fría la olla saco el flan y lo dejo a temperatura ambiente un par de horas. Después lo dejo toda la noche en el refrigerador para desmoldarlo hasta el siguiente día. Se desmolda muy bien si está frío, si está caliente se va a desbaratar. Para desmoldar hay que pasar una espátula o cuchillo alrededor (en las orillas del flan) con mucho cuidado, ponemos un plato encima, lo volteamos, si en el molde quedó azúcar o el caramelo, basta con agregar un poquito de agua y poner a calentar, así le quito el azúcar al molde y aprovecho ese resto de caramelo para servir con el flan y ¡está listo para comerse! ¡Besos!

Aguacates rellenos de atún

Ahora vamos a hacer unos ricos y exquisitos aguacates rellenos de atún.

Este es un platillo muy fácil de hacer y muy atinado para la temporada de calor que se avecina; a mí me encantan porque el aguacate es de mis frutas favoritas (¡sí, es una fruta!) y por la textura suave y delicada que se crea al mezclarse con el atún. ¡Buen provecho!

Ingredientes:

4 aguacates

1 lata de atún

2 limones

1 jitomate

1 pedazo de cebolla

2 cucharadas de mayonesa

Sal al gusto

Preparación:

  1. Lo primero que vamos a hacer es abrir una lata de atún; hay en aceite y hay en agua, yo prefiero usar el de agua. Vamos a drenar el atún para quitarle el agua que trae; vamos a presionar la tapadera de la lata para que salga bien el agua y nos quede bien drenado, le volvemos a quitar la tapa y lo vaciamos en un traste.
  2. Nuestro pedacito de cebolla lo vamos a picar, picamos la cebolla finita. A mi jitomate previamente lavado le voy a cortar la colita y lo voy a cortar en cuadritos chiquititos; mis limones los voy a cortar a la mitad, les quito las semillas y exprimo en mi atún un limón y medio nada más.
  3. Voy a agregar la cebolla y el jitomate, además de dos cucharadas de mayonesa, yo uso mayonesa light, ustedes pueden usar la mayonesa que quieran; lo revolvemos muy bien y le ponemos un poquito de sal, lo incorporamos muy bien.
  4. Los aguacates previamente lavados los parto a la mitad; yo utilizo el aguacate Hass porque es un poco más grande y me gusta porque tiene cáscara dura, a mí uno se me rompió pero no importa, le acomodo el pedacito, de todos modos lo vamos a comer. Le ponemos un poco del limón que nos quedó al aguacate, solo por encima porque lo demás va a ir relleno, para que no se nos haga negro.
  5. Con el atún rellenamos nuestros aguacates generosamente. Yo no pelo mis aguacates porque me gustan con cáscara, a la hora de comerlos le sacamos el aguacate junto con el relleno. ¡Y está listo para comerse! ¡Muchos besos!

Tamal de acelga, una tradición que perdura

La acelga es algo que en la casa no comemos mucho la verdad, pero en el tamal de acelga es otra historia, tengo que decir la verdad, estos tamales me vuelven loco, no se si sea por la combinación de del huevo con el sabor peculiar de la acelga, o por la salsa con la cual se sirve, o es un todo, una combinación perfecta en la cual nunca vas a tener una cucharada seca, todo el tamal siempre tiene un gran sabor o simplemente como son pequeños me como más de tres de un sentón, el punto es que esta receta ya tenía tiempo pidiendo la a Rosy, pero desde la primera vez que me regalaron un par de estos tamales fueron mi perdición y lo demás es historia, afortunadamente yo como siempre soy el que graba los videos, por lo que veo de primera mano cómo es la preparación y la verdad es que si son tardados de hacer, pero la verdad es que son muy fáciles de hacer y hasta me puedo jactar de que ayude a envolverlos llenándome así de mucha satisfacción y agregando un par de puntos en mis skills preparando comida.

Soy adicto a estos tamales de acelga, su sabor su textura y lo mejor es que son muy fáciles de hacer.

Ingredientes:

1kg de harina de maíz
6 huevos
6 manojos de acelga
150 gr de manteca (3/4 de taza de aceite de cocina, si no tienen manteca)
sal
1 1/2 cda polvo para hornear
Agua
6 jitomates
chile de árbol
1/2 cebolla
1 ajo

Preparación:

  1. Ponemos a cocer los huevos, cuando están cocidos, los pelamos y los picamos en rodajas.
  2. En un traste ponemos la harina, le agregamos la sal en medio y a las orillas ponemos el polvo para hornear, le agregamos la manteca y un poco de agua, revolvemos perfectamente hasta conseguir una masa uniforme, al terminar la dejamos reposar 5 minutos.
  3. A las acelgas se les quita el rabo, lo único que usamos es la hoja para envolver el tamal, si están rotas las hojas usamos una hoja chica para tapar el hoyo, o podemos usar dos de ellas para envolver un tamal, el envolver es muy fácil, solo se pone un poco de masa en las hojas, se pone un poco de huevo y para terminar se envuelve de manera que la acelga cubra por completo la masa y no deje salir nada (recuerden de dejar la parte final de la hoja boca abajo, para que el peso del tamal ayude a mantener la forma y no se nos abra a la hora de dejarlo ahí)
  4. Se acomodan los tamales en una vaporera, le agregamos un litro de agua le ponemos la rejilla y sobre la rejilla le ponemos en forma de cama las colas de las acelgas que le quitamos anteriormente, colocamos a fuego alto, y dejamos hierva 35 minutos, pasado el tiempo checamos como están los tamales si siguen aguaditos los dejamos 5 minutos más y volvemos a ver, si siguen aguados dejamos 5 minutos y así hasta que estén bien cocidos.
  5. En lo que se cocinan los tamales cortamos la cebolla, el jitomate y el ajo.
  6. En un sartén ponemos a acitronar la cebolla, después le agregamos el ajo y para terminar le ponemos el jitomate, le agregamos sal al gusto y dejamos que sazone 5 minutos.
  7. Le agregamos una taza de agua y dejamos que sazone nuevamente.
  8. Servimos los tamales en un plato hondo con el caldillo que hicimos, también se le puede poner pepita molida encima y está listo para comerse.

El encanto de la cochinita pibil

La cochinita pibil es una receta super representativas de México y pese a lo que pueden llegar a pensar muchas personas la preparación es sumamente fácil, se necesitan utensilios básicos como la olla express o olla de presión si quieres saber un poco sobre ella, te recomiendo que veas este video en el cual se explican lo básico que debemos tener en cuenta, básicamente ese es lo complicado de la receta, lo demás es super básico, con un sabor que a cualquier persona que la pruebe se hará fan de la comida Mexicana, el sabor característico que tiene esta receta se lo da el achiote es una especia que es muy característica, es único y si no lo conoces te recomiendo que explores ese sabor que te aseguro te fascinará.

El achiote es tan Mexicano que si no lo conoces te recomiendo le des una oportunidad en tu vida, me lo agradecerás.

Ingredientes cochinita:

2               Hojas de platano
1kg           Carne de puerco
150gr       Achiote
3               Ajos
1/4           Cebolla mediana
1/4 cda    Comino
1/2 cda    Oregano
8               Clavos de olor
8               Pimientas

Pasos de la cochinita:

  1. Tenemos que poner las hojas de plátano al fuego directo, las hojas tienen un color claro y un oscuro, en ese lado oscuro es de donde lo debemos de poner al fuego, y así veremos como cambia de color, no debemos dejar que se queme y así se pondrá flexible y después lavamos muy bien las hojas.
  2. En la licuadora ponemos el orégano, clavos, pimienta, cominos, cebolla, ajos, achiote, le ponemos un poco de vinagre blanco y 1/2 taza de agua, molemos todo muy bien.
  3. Forramos nuestra olla con las hojas de plátano, después le ponemos la carne de puerco, le echamos lo que mezclamos anteriormente para cubrir la carne, tapamos con las hojas de plátanos y dejamos macerar 24 horas, dentro del refrigerador.
  4. Sacamos la cochinita del refrigerador y lo ponemos al fuego, cuando comience a hervir le agregamos un poco de sal, la tapamos de nuevo con las hojas de plátano y la dejamos al fuego una hora hirviendo para que se cosa a la perfección.
  5. Retiramos las hojas de plátano, y las desmenuzamos con ayuda de un tenedor, en este punto la carne debe estar bien cocida que no cuesta trabajo desmenuzar, y está listo para comerse.

Ingredientes para las cebollas:

Cebolla morada
Vinagre blanco
Sal
Orégano
Chile habanero

Pasos de las cebollas:

  1. Rebanamos las cebollas y las partimos a la mitad (para que no este tan fuerte la cebolla la ponemos al chorro del agua).
  2. Rebanamos el chile habanero (tengan cuidado que es un chile muy picoso y podemos enchilarnos las manos).
  3. Los ponemos en un recipiente con un poco de sal, una cucharada de orégano, una taza de vinagre blanco.
  4. Le agregamos agua tibia hasta rebasar un poco las cebollas (gracias al agua tibia le bajamos el sabor tan fuerte que puede llegar a tener las cebollas).
  5. Las dejamos reposar 30 minutos y están listas para servirse.

Pan de muerto para nuestra ofrenda

El día de muertos en México es una de las tradiciones más fuertes de nuestro país, y precisamente por eso no debemos de dejar atrás esta fecha, este es el momento en el año el cual le dedicamos a las personas que ya no están con nosotros en cuerpo, pero que siguen en alma, ya que según nos contaron nuestros padres, llegan a visitarnos todos nuestros muertos, por eso se les pone una ofrenda, para honrarlos y para que cuando llegue en esa fecha puedan comer lo que a ellos les gustaba gozar en vida, este pan es muy significativo de un sabor delicioso y es fácil de hacer.

Las tradiciones no se deben de dejar pasar, siempre hay que recordar a nuestros muertitos y  con este pan de muerto mejor.

Ingredientes:

4 tazas           Harina
90gr               Mantequilla
1 sobre          Levadura
1/2 cda          Sal
4 cdas            Té de azahar
10 cdas          Azúcar
3/4 taza         Leche o agua
4                     Huevos
2                     Naranjas

 

Preparación:

  1. En la leche o agua tibia, ponemos el sobre de levadura y un par de cucharadas de harina,  bien revuelto y lo dejamos que fermente un poco (Si está fría la mezcla no sube el pan).
  2. Vamos a cernir nuestras 4 tazas de harina para quitarle todos los grumos.
  3. Le hacemos un hueco en el centro de la harina y ahí ponemos las 10 cucharadas de azúcar, los 3 huevos y la barra de mantequilla (a temperatura ambiente)  y la sal (esta se pone en la parte externa del volcán de harina para que no se mezcle con el azúcar), y vamos a rallar la piel de las dos naranjas (si rallamos hasta lo blanco de la cascara se amarga nuestro pan), mezclamos perfectamente hasta incorporar todo en una masa que ya no se nos pegue en las manos, agregamos el agua de azahar y seguimos mezclando hasta incorporar todo.
  4. La mezcla de la levadura ya se la agregamos a la masa, se amasa hasta incorporar perfectamente la mezcla, hasta que la masa no se debe de pegar en las manos ni en ningún lado más (este es el punto clave y no se deben de desesperar, ya que estaremos amasando aproximadamente 15 minutos), si vemos que la masa no esta agarrando la consistencia adecuada nos echamos un poco de harina en las manos y seguimos amasando, repetimos este último paso hasta que quede la masa perfecta.
  5. Hacemos un churro largo para hacer tres porciones iguales y una cuarta porción pequeña (esta es para hacer los adornos de los panes), y los hacemos bola.
  6. En una charola con aceite (puede ser aceite en spray, de cocina o mantequilla lo que gustes), ponemos las tres bolas de pan separadas, con la bola pequeña tenemos que hacerle a los tres panes un churro largo, con las manos abiertas dejamos que entre los dedos salga un poco de pan para que asemejen los huesos, colocamos dos de estos en cada pan en forma de cruz, al final una pequeña bola de pan en donde se cruza (repetir esto en todos los panes).
  7. Dejar reposar los panes de 45 a 75 minutos en un lugar donde no le pegue alguna corriente de aire, y que este a una temperatura ambiente, durante la espera pre calentamos el horno a 190º 15 minutos antes de que terminen de reposar los panes.
  8. Batimos un huevo, y barnizamos los panes.
  9. Metemos los panes al horno de 15 a 20 minutos a 180º (tenemos que revisar el pan como va quedando, si vemos que la costra del pan esta dorada es que ya está en su punto).
  10. Derretimos un poco de mantequilla y barnizamos los panes, después le espolvoreamos azúcar y dejamos que reposen 10 minutos y están listos para comerse.

Dulce de calabaza en tacha para día de muertos

Cada día nos acercamos una de las festividades que más nos gustan en casa, y esta es día de muertos, ¿por que crees que es nuestra época preferida? la respuesta es simple, comida, tradiciones y toneladas de dulce.

Esta es una receta que no tiene que faltar en cualquier ofrenda de día de muertos, tiene un sabor inigualable y lo mejor de todo es que es sumamente fácil de hacer, la hacemos en no más de una hora y el resultado es un conjunto de años en generaciones de tradición cien por ciento Mexicana, en algunos pueblos le llaman dulce de calabaza, en otros le llaman calabaza en tacha, yo le llamo el postre perfecto y acompañado con un poco de leche es una de las tantas recetas que me hacen estar orgulloso de ser Mexicano.

El dulce de calabaza en tacha acompañado con leche es un manjar, gracias a todos los años de sabiduría culinaria.

Ingredientes:

1 1/2 kg     Calabaza de Castilla
1                 Raja de canela
6                 Clavos de olor
1 1/2          Piloncillo
1/2             Taza de agua

Preparación:

  1. Primero vamos a cortar el kilo y medio de calabaza en trozos al gusto, de preferencia que esta este fresca, para que pueda tener el suficiente humedad y así poder soltar jugo, deben de saber que se puede comprar ya cortada la venden en el super, lo único que debemos de tener en cuenta es que a veces si tiene ya un rato que la cortaron puede estar un poco seca.
  2. El piloncillo es un endulzante que no es exclusivo de México, el pedazo y medio es mejor romperlo en trozos pequeños para que al momento de la preparación sea más rápido el poder hacerlo, así que hay que romperlo.
  3. En una olla colocamos la calabaza cortada y colocamos el piloncillo esparcido dentro.
  4. Le agregamos la media taza de agua y ponemos al fuego lento tapada.
  5. Después de 10 minutos al fuego la calabaza ah soltado parte de su jugo y el piloncillo empieza a disolverse en la mezcla, si vemos que no tiene suficiente agua le podemos agregar más agua al gusto.
  6. Cuando empieza a hervir y se comienza a ver una espuma del color oscuro significa que el piloncillo esta en su punto y está comenzando a reducir, es el momento de destapar la olla, y si cree necesario dejarla así para que se seque un poco la mezcla, o si lo decide es el momento de apagarle al fuego por que ya está lista para comerse.
En la casa nos gusta mucho con leche, sabe deliciosa.